QUERÉTARO, Qro., 12 de octubre del 2018.-En el trascurso de este día, elementos de la Policía de Investigación del Delito (PID) realizaron la detención de dos personas, una mujer y un hombre, en el centro de la ciudad de Querétaro, por el delito de Violencia Familiar, en agravio de una menor de edad.

Ayer por la noche, esta institución inició la carpeta de investigación, con motivo de una denuncia de un vecino del centro histórico de la ciudad, que manifestó que al lado de su domicilio maltrataban a una menor de edad en forma reiterada, activándose de inmediato los protocolos y medidas de protección para menores y se dio vista al representante social de menores. Con conocimiento de lo anterior, agentes ministeriales recabaron elementos probatorios contundentes para que una Fiscal solicitará y obtuviera de un Juez de Control la orden de aprehensión en contra de dos personas, que le causaban graves daños físicos y psicológicos a la ofendida.

En cumplimiento a la orden judicial, integrantes de la PID se desplazaron a un domicilio de la Calle 5 de Mayo, en el centro de la capital queretana, donde fueron aseguradas las dos personas, quienes son tíos de la menor; asimismo, se constataron las malas condiciones en las que ésta estuvo viviendo, hasta antes de que fuera puesta en resguardo de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, identificándose que la tía, originaria de Cuernavaca, Morelos, se autodenominaba como esotérica.

En las próximas horas se llevará a cabo audiencia inicial en la que la Fiscalía solicitará la vinculación a proceso de ambas personas.

Luego del cateo realizado en la zona centro de la capital, se constató que las personas aseguradas, mantenían a la menor en condiciones precarias para su calidad de vida, pues la obligaban a comer alimento para perro y tomar su propia orina, inclusive le habían cortado la totalidad de su cabello. Además, tiene sobre su cuerpo más de 20 heridas provocadas, principalmente por tablas y palos de madera. El DIF Estatal a través de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños Y Adolescentes estuvo pendiente en coordinación con la Fiscalía General del Estado de Querétaro en este caso.