QUERÉTARO, Qro., 6 de septiembre de 2018.- La niña de cuatro años que murió por golpes, era de San José Agua Azul, Apaseo el Grande, Guanajuato.

Tenía poco más de un año que había quedado en la orfandad, puesto que su padre había perdido la vida. El padrastro, oriundo de San José Iturbide, la llevó junto a la madre de la menor hasta su pueblo natal, donde la golpeó. A causa de los golpes recibidos, la pequeña Karol H. G. de tan sólo 4 años de edad, no sobrevivió.

La pequeña iba al kínder en San José Agua Azul, donde vivía con su madre, de nombre Deysi Rubi G. B., quien se casó con Francisco Manuel L.

De acuerdo con información oficial, el hombre en un ataque de furia, terminó golpeando tanto a la niña, que comenzó a convulsionar.

Sin embargo, lejos de llevarla al médico más cercano, la trasladó hasta la Unidad Médica de Santa Rosa Jáuregui en Querétaro, y donde le informó a la pareja que la niña ya había fallecido.

Se informó que tras esta notificación, el sujeto arrebató su cuerpo y salió huyendo del lugar, junto a su madre.

El médico, avisó de inmediato a la policía de Querétaro, donde notificó que la menor perdió la vida a causa de los golpes recibidos, por lo que se inició con la búsqueda de los padres.

Elementos de la Fiscalía del Estado en colaboración con la policía de Guanajuato, lograron detenerlos, y fue así que lograron sacarle la información a la pareja, de qué habían hecho con la niña, y a dónde la habían enterrado.