QUERÉTARO, Qro., 21 de abril 2018.- El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) detectó un foco del virus de influenza aviar AH7N3 de alta patogenicidad en un predio del municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, mismo que ya fue eliminado.

El predio afectado mantenía una población de dos mil 604 aves de postura orgánica, de las cuales murieron mil 563 y el resto fueron sacrificadas.

De acuerdo con los procedimientos establecidos para este tipo de hallazgos, el personal oficial realizó el monitoreo de granjas y predios ubicados en la periferia de 10 kilómetros y hasta el momento no se han detectado problemas sanitarios en otro sitio.

Este caso no se registró en una granja comercial, por lo que no representa un riesgo en la producción avícola nacional.

El foco de influenza aviar se detectó gracias a las labores de vigilancia epidemiológica que lleva a cabo el organismo.