QUERÉTARO, Qro., 03 de mayo de 2021.- El 3 de mayo se venera el Día de la Santa Cruz y al ser a ella a quienes se encomiendan los trabajadores de la construcción, es también su día.

En el Templo de la Cruz, para atender a los fieles se programaron 4 misas: 6:00, 8:00, 10:00 y 17:00 horas, estas encabezadas por los padres Juan Santos y Luis. Tanto ellos como los frailes se organizan todo el día para atender a quienes llegan a diferentes horas para bendecir sus cruces. “Aún alcanzo”, gritó un hombre cuando acababa uno de los rezos organizados por el padre Luis, para bendecir las cruces.

En cuanto se forma un pequeño grupo se realiza la bendición, indica el fraile Reginaldo, quien remarcó que se trata de una medida adoptada para evitar en la pandemia las grandes concentraciones, pues se debe mantener la sana distancia, además de cuidar que todos efectivamente lleguen con cubrebocas.

Se sorprende del fervor que especialmente se mantiene en Querétaro, él es originario del norte del país y esa devoción a la Santa Cruz no es tan fuerte como en el centro del país.

“Creo que, a pesar de esta epidemia, en los corazones de la sociedad hay un sentimiento de agradecimiento y tienen firme esa fe que los conecta con el creador, con Dios… Pueden llegar entre 5, 8 10, pero siempre respetando la sana distancia; en este tiempo es muy importante evitar provocar más contagios y (debemos) sabernos cuidar unos a otros”, remarcó el fraile Reginaldo.

DE QUIENES BENDICEN SUS CRUCES

Cándido, trabajador de la construcción, acude cada 3 de mayo a bendecir la cruz, para llevarla a la obra, eso desde hace 20 años.

Como encargado de la obra es el responsable de realizar la visita al templo cada año.

En ocasiones, a su regreso, hay comida y bebida, en otras solo está la Cruz acompañándolos, que es lo más importante, en esta ocasión no sabía si lo esperarían con comida o no, lo importante es que llegará con la cruz para, junto sus 10 compañeros de obra, festejar el día.

DE LA VENTA DE FLORES

María de Jesús se encuentra a un costado del templo, con la esperanza de que este día sí sea bueno para las ventas; ofrece sus ramos de flores a los fieles a 50 pesos, cruces de tronco decoradas a 150 y decorar las cruces que le lleven; estas últimas con precios que se fijan a partir del tamaño.

Tiene especial expectativa de tener buenas ventas, derivado de que el año pasado, a causa de la pandemia, no tuvo oportunidad de ofrecer sus productos.

“Vamos a estar todo el transcurso del día adornando las cruces y vendiendo los ramitos… la cruz que quieran se los podemos decorar, nos dicen qué color quieren su cruz: blanca, roja, de los colores que gusten”, remarcó María de Jesús.

Una situación muy notable es que en esta ocasión no hay danzantes, puesto que la Diócesis de Querétaro hizo un llamado previo para recordar que, en este momento de la pandemia, aún no es tiempo para actividades masivas de fervor religioso, incluso los templos aún deben permanecer a una ocupación máxima de 50%.

VIDEO: Fieles celebran el Día de la Cruz