QUERÉTARO, Qro., 6 de mayo de 2019.- El gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, descartó un desabasto de agua para el 2021 en la zona metropolitana de Querétaro. 

Esto luego de que la CEA alertó de una crisis de agua para el 2021 y que se deberían tomar acciones al respecto. 

Por lo tanto, afirmó que en su gobierno no se tiene proyectado en este momento ejecutar obras para traer agua. 

Explicó que ni para el 2025 prevé una falta de este líquido vital. Sin embargo, precisó que en caso de alguna contingencia o detectar un «foco amarillo», de acuerdo con un estudio, se tendría que bombear agua de Infiernillos al Río Moctezuma. 

Agregó que no ha disminuido la capacidad del Acueducto 2 y de los pozos de la CEA para distribuir agua a toda la zona metropolitana; aunado a ello, adelantó que están por entregar un proyecto de distribución de agua en la zona serrana. 

Asimismo, señaló que si el estado no tuviera capacidad de suficiente agua,  a mediano y largo plazo, la inversión de industrias e inmobiliarias no le apostarían tanto a Querétaro.