QUERÉTARO, Qro., 28 de mayo de 2020.-La Secretaría de Salud Estatal negó que se haya presionado o coaccionado a estudiantes de la UAQ para que realicen actividades al interior de instituciones médicas durante el periodo de la contingencia sanitaria.

La directora de Servicios de Salud, Martina Pérez Rendón, aclaró que de acuerdo con una normatividad federal, la dirección general de educación en salud y calidad emitió un lineamiento que señalaba que los internos tenían que regresar a los hospitales el 16 de mayo con la indicación de no estar en áreas con pacientes positivos a Covid-19.

Asimismo, explicó que el regreso fue voluntario y a quiénes lo hicieron se les pidió que lo manifestarán por escrito.

Por lo tanto, sostuvo que dichos alumnos becarios que son de la Facultad de Medicina no atienden casos confirmados de Covid-19 y que tampoco se les presionó para regresar a las unidades médicas.

También, confirmó que debido a un amparo promovido por la UAQ no se dio de baja de la plataforma a ningún interno, como lo establece la normatividad federal, por no presentarse a partir de la fecha en la que tenían que regresar.

Pérez Rendón, garantizó que se ha dotado el equipo de protección personal de acuerdo con el nivel de riesgo al que estén expuestos, por lo que, si un interno no va a atender pacientes Covid-19 no se le dará el traje.

La rectora de la UAQ dio a conocer que alumnos que laboran en sectores de salud en diferentes disciplinas, son presionados para que firmen una carta, prefechada al uno de mayo y elaborada por los organismos, en la que quieren que los jóvenes digan que, por voluntad propia continuarán con sus actividades durante la fase 3 tres de la contingencia, a pesar de que la universidad haya solicitado su retiro.

El retiro es para todos los alumnos de nutrición, medicina, química y ciencias naturales.