QUERÉTARO, Qro., 24 de septiembre de 2020.- El desarrollo y colocación de vivienda de bajo costo muestra rezagos en la entidad, a través de productos crediticios, como por medio de los subsidios para cimentar este tipo de unidades habitacionales.

Al 31 de agosto, la entidad no tiene registro de subsidios otorgados a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi). En tanto, a nivel nacional se contabilizan 8,783 subsidios, mismos que se evocaron principalmente en el programa nacional de reconstrucción (79.4%), en seguida, para el programa de vivienda social (18.9%) y para el programa de vivienda social (cofinanciamiento) se aportó sólo 1.6%, en contraste, en el 2019, en el país se otorgaron 94,569 subsidios, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda (SNIIV).

Respecto a la colocación de vivienda en el estrato económico y popular a través del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del estado (Fovissste), de enero a julio, en el estado se otorgaron sólo nueve créditos para este tipo de vivienda, es decir, 1.4% de los 645 que materializó este instituto en la entidad.

En tanto, durante el 2019 sólo se colocaron 17 para vivienda económica y popular (1.4% del total) y en el 2018 fueron 48 (2.9% del total).

De los 4,751 créditos hipotecarios materializados de enero a julio a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), 705 (14.8%) son para vivienda económica y popular. A lo largo del 2019 sumaron 1,802 (18.6% del total) y en el 2018 ascendió a 2,601 créditos para vivienda económica y popular (23.5% del total).

Continúa en El Economista