QUERÉTARO, Qro., 28 de enero 2020.- La señora Guadalupe Juárez, madre de dos hombres privados de la libertad en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de San Juan del Río, denunció la supuesta venta de droga y agresiones físicas cometidas en dicho penal por parte de los directivos y custodios del mismo.

En ese sentido, afirmó que por esos hechos ha presentado quejas ante la Defensoría de Derechos Humanos (DDH) de Querétaro y también una denuncia ante la Fiscalía General del Estado. Aseguró que supuestamente los directivos y custodios venden droga al interior del CERESO entre las personas privadas de la libertad.

También, sostuvo que sus hijos, así como otros internos, han sido víctimas de agresiones físicas por parte del director de seguridad, para supuestamente obligarlos a vender droga al interior del penal.

Además, reveló que supuestamente las personas privadas de la libertad tenían permitido, desde la administración estatal pasada, tener televisores, radios y parrillas eléctricas, para que pudieran calentar sus alimentos en las celdas. Sin embargo, aclaró que hoy en día a muchos ya les retiraron estos objetos debido a las nuevas reformas.

La señora Guadalupe Juárez, reiteró que «todas esas atrocidades» las ha denunciado desde que José Calzada Rovirosa era gobernador de Querétaro.