QUERÉTARO, Qro., 8 de junio de 2019.- Corría el 15 de mayo de este año cuando la señora Guadalupe Ortega fue atropellada por un camión transportista de la empresa Mexpur -originaria de San Luis Potosí- en el cruce de la avenida 5 de febrero y la carretera a Tlacote.

El camión la arrastró varios metros, y le dejó tres lesiones en el brazo y rostro, que requirieron de dos cirugías para sanar en el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde hace unos días fue dada de alta.

Desde aquella fecha, su hijo acudió a interponer la denuncia en la Fiscalía General del Estado, donde fue atendido por la fiscal Rosario Reséndiz Carranza de la agencia 1, lugar en el que se inició la carpeta de investigación CI/QRO/16708/2019, pues el conductor fue detenido por la Policía.

El hijo de la víctima, Gabriel Ayala Ortega, asegura que con la querella buscaban que la empresa transportista pagara los gastos médicos, por lo que Mexpur les dio un número con la aseguradora Quálitas para hacerse cargo, pero en esta le dicen que la empresa de camiones no está asegurada por ellos.

Ante esta situación, la familia ha pedido la intervención de la fiscalía, donde desde el día de los hechos presuntamente le aseguran que no hay tiempo de atender o tomar la declaración de la afectada, pues el caso no es emergente.

A casi un mes del suceso, con esfuerzo han solventado los gastos médicos como han podido, pero lamentaron la poca atención de la fiscalía para hacer que la empresa responsable pague los daños, y tomar la declaración de la afectada.