QUERÉTARO, Qro., 21 de marzo de 2020.-Marisol, originaria de San Juan del Río, se encuentra en aislamiento en su casa tras ser diagnosticada con Covid-19.

Ella viajó hace un mes de vacaciones con su novio, su hermana y el esposo de esta última a Nueva York y Los Ángeles, en Estados Unidos, y a la semana de su regreso comenzó a sentir dolor de garganta, pero fue hasta el 19 de marzo cuando mientras dormía sintió que no podía respirar.

Denunció que el sector salud no está preparado, pues reveló que cuando comenzó a presentar los síntomas, menos la fiebre, no querían hacerle la prueba.

“Me dijeron que no tenía algo de alarma; sales enojada, triste, de ver que no están preparados, no están preparados para nada“, enfatizó.

Acudió al Hospital de Especialidades del Niño y al Mujer y al Hospital General de San Juan del Río, donde quienes la atendieron no querían hacerle la prueba, pues no tenía temperatura alta.

“Sabes que ‘no tienes los síntomas y tenemos estrictamente que no te hacemos la prueba hasta que vengas así’ yo creo que te quieren ver muriendo; no necesitas llevar a fuerza fiebre para tenerlo, yo soy el claro ejemplo”, expresó.

Como pudo y con ayuda de su hermano, logró que le hicieran la prueba, y es que, no hay laboratorios privados en el estado donde hagan este diagnóstico.

Por tal razón, pidió a los hospitales públicos de Querétaro ser más compasivos con las personas que acudan por sospechar tener los síntomas del coronavirus.

Llamó a los ciudadanos a que tomen conciencia, a no tomarlo a la ligera y a no salir de sus casas si no es necesario, pues recalcó “es real lo que está pasando”.

“No hay medicamento para esto, pero me ha ayudado porque me mandaron como unos inhaladores”, concluyó.