CIUDAD DE MÉXICO., 18 de septiembre de 2020.- Mónica G, directora del Colegio Enrique Rébsamen fue condenada por el delito de homicidio culposo, al acreditarse que conocía del riesgo de su actuar irregular, lo que dejó en estado de vulnerabilidad a los menores frente a los efectos del sismo.

Esta sentencia llega tres años después de que 26 familias quedaron destruidas, a tres años de que los padres han demostrado por la vía legal la corrupción y la negligencia que existió en el colegio y a tres años de que los padres atraviesen por un inmenso dolor tras la muerte de 19 alumnos, la mayoría de siete años. 

Los nombres de los alumnos fallecidos eran:  Pao, Valentina, Paquito, Gus, Daniela Itzel, Óscar André, Daniela Ramírez, Diego, Fernanda, Eduardo, Santi, José Eduardo, Moni, Eileen, Karlita, Aned, Alexis, Joshua y Alexandra. 

L as palabras con las que los padres cerraron el juicio de la directora del Colegio Enrique Rébsamen, fueron primero dirigidas para los jueces, a quienes exigieron justicia, y luego a la profesora, a ella le dijeron que el 19 de septiembre de hace tres años, la vida de 26 familias había quedado destruida.

Lee más en Excélsior