QUERÉTARO, Qro., 4 de enero de 2018.- La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Consuelo Rosillo Garfias informó que la sanción para la mamá que abandonó a su bebé en el Templo de Santo Domingo podría ser de tres meses a tres años de prisión, por el delito de omisión de cuidados.

«Estaríamos hablando de un delito de omisión de cuidado que por su penalidad no es alta, es de tres meses a tres años de prisión. Entonces por lo tanto, puede tener alternativas de solución el conflicto», precisó.

No obstante, aclaró que la Fiscalía General del Estado no ha judicializado el asunto, es decir, no lo ha turnado al Poder Judicial.

«Esperaríamos la puesta a disposición o en su caso la judicialización del asunto para que el Poder Judicial se pronuncie al respecto», añadió.

Rosillo Garfias, apuntó que dependerá de la solicitud de la Fiscalía General del Estado y de la decisión del juez, en su momento, las medidas que se le podrían aplicar a la mujer como sanción.