CIUDAD DE MÉXICO, 29 de octubre de 2020. — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, criticó a las empresas de subcontratación (‘outsourcing’), a las que calificó de “coyotes y traficantes de influencias”, pero su Gobierno ha asignado contratos por al menos 5 mil millones de pesos a una docena de compañías dedicadas a ese esquema de subcontratación.

De hecho, el Banco del Bienestar, uno de los proyectos emblema del Gobierno de López Obrador, es la dependencia federal que más dinero ha gastado en contratar empresas de outsourcing, según registró la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), en una publicación de este jueves.

En 2019 el Banco del Bienestar pagó 408 millones de pesos a cuatro empresas de este tipo y en lo que va de 2020 el monto se elevó a 463 millones.

En los contratos revisados por MCCI, el Gobierno federal defendió el esquema de outsourcing, en contradicción con la postura pública que ayer asumió el Presidente en su conferencia de prensa mañanera.

“Se considera plenamente justificada la necesidad de llevar a cabo la contratación de los servicios técnicos y administrativos por outsourcing, ya que al no contar con dichos servicios, el impacto negativo en lo social, económico y financiero sería muy alto, aunado a que podría traer como consecuencia la falta de credibilidad en el actual gobierno, ya que uno de sus principales ejes rectores es la entrega de recursos de programas sociales”, se menciona en un anexo del contrato asignado por el Banco de Bienestar a la empresa KOM Business SA de CV.

Lee más en Quadratín México