QUERÉTARO, Qro., 29 de julio de 2021.- De acuerdo al informe “Trata de personas en México, segunda mirada desde organizaciones de la sociedad civil”, la trata de personas en México se incrementó de 18 estados en 2017 a 25 en 2021 con presencia en 126 municipios/alcaldías.

En el caso de la zona bajío del país, se señala que esta región presentó cambios considerables en términos de seguridad, indica la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Se incrementó la violencia en los estados, siendo Querétaro, la entidad donde se registró una mayor alza en el número de delitos, seguida de Guanajuato, San Luis Potosí, Jalisco, Zacatecas, Aguascalientes, Colima y Nayarit.

El estudio revela que los municipios de Corregidora, Pedro Escobedo, San Juan Del Río, El Marqués, Jalpan, Pinal de Amoles y Huimilpan se ha presentado casos de trata de personas (origen, tránsito o destino).

Por ende, la Región del Bajío, es la que, en general, registró un incremento mayor con relación con las otras regiones. Se identificó la presencia de trata de personas en todos los estados de esta región como zonas de enganche, tránsito y destino, con excepción de Colima, estado del cual no se obtuvo información por parte de las OSC. Este estado junto con Nayarit, no habían sido incluidos en el 2017.

Se identificaron cambios de 2017 a la fecha, a pesar de las prácticas más constantes de trata son la prostitución forzada, trabajo forzoso, actividades ilícitas para crimen organizado, extracción de órganos, sumando en esta ocasión la mendicidad forzada (la actividad de pedir dinero como caridad en la calle).

Se enfatiza que la problemática de la trata de personas se ha complejizado aún más con la crisis sanitaria actual, devenida en crisis económica y social a diferentes escalas como la presencia del crimen organizado, las redes cada vez más complejas, los vínculos entre actores legales a ilegales, la impunidad, la falta de medidas contundentes por parte de los estados, la violencia, así como las consecuencias de las políticas migratorias que implementan los gobiernos, van generando mayores condiciones para que la trata de personas aumente.

En este sentido, las organizaciones de la sociedad civil (OSC) manifestaron su desconfianza hacia las autoridades, federales, estatales y municipales, señalando el involucramiento de las mismas en el problema, representando impunidad y corrupción.

A su vez, el gobierno ha mostrado una gran desconfianza hacia las OSC, y el trabajo que estas desarrollan, generando desencuentros por el cambio de la visión sobre el papel de las organizaciones. Además, no parece haber un punto de encuentro para el tratamiento del problema.

En las otras regiones del país, se detalla que en la zona norte, se incrementó de 4 a 6 estados con presencia de trata de personas en la región. Se sumó a Sonora y Durango a los estados de Baja California, Coahuila, Nuevo León y Chihuahua en los que en 2017 ya se habían identificado situaciones de trata de personas.

En la zona centro (Michoacán, Puebla, Ciudad de México y Estado de México) se consideran estados expulsores de migrantes desde mediados del siglo pasado. Y tres de ellos (Puebla, Tlaxcala y Estado de México) han sido públicamente identificados como estados de origen y destino de víctimas de trata, y uno (Tlaxcala) como origen de núcleos familiares de tratantes. Las poblaciones en mayor riesgo para la trata de personas en esta región son las y los jóvenes de 16 a 22 años. Asimismo, personas jóvenes entre 16 y 19 años para extracción de órganos.

En la zona sur, (Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Quintana Roo, Oaxaca y Guerrero), la presencia de trata de personas en toda la región, con excepción de Campeche, que no fue referido por las organizaciones.

En el informe de la organización internacional Hispanics In Philanthropy (HIP), en alianza con diversas OSC se brinda información reciente sobre la situación de la trata de personas en México, la cual incrementó pese a la pandemia por covid19.

En 2017 Hispanics in Philanthropy realizó la investigación “Una mirada desde las Organizaciones de la Sociedad Civil a la Trata de Personas en México” con el fin de aportar información puntual desde la visión de las OSC.

Con información de AM de Querétaro