GUANAJUATO,Gto., 8 de septiembre del 2018.-La Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato informó que continuarán con las investigaciones para esclarecer la muerte de la menor Carol, además de que tanto la mamá como el padrastro están como probables responsables, aunque según los familiares, éstos habrían sido liberados.
En información proporcionada por la dependencia, se indicó que el cuerpo de la menor Carol Guadalupe de 4 años, fue reclamado por la abuela, fue entregado para su sepultura.
Según las autoridades ministeriales, el hecho ocurrió el pasado 4 de septiembre en el municipio de San José Iturbide elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) tuvieron conocimiento de la existencia de un cuerpo a la altura del kilómetro 41+700 de la carretera federal 57, en San José Iturbide.
Al lugar se trasladó personal ministerial y peritos que hicieron el hallazgo de la menor que se encontraba enterrada, el cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense de la ciudad de San Miguel de Allende para la autopsia de ley, aunque no se determinó la causal del fallecimiento.
Previamente, la Fiscalía de Querétaro divulgó que la menor habría fallecido producto de los golpes que le habría propinado su padrastro y que había sido llevada a una Unidad Médica en Santa Rosa Jáuregui, donde les notificó el médico el hecho.
Ante esto, arrebataron el cuerpo y se dieron a la fuga para posteriormente sepultarla de manera clandestina.
La PGJE sin embargo, informó que fue en conjunto con la fiscalía del estado de Querétaro que llevó a cabo las investigaciones. Como probables imputados del fallecimiento de la menor se encuentra su mamá y el padrastro de los cuales no se precisó si se encontraban detenidos o en libertad.