QUERÉTARO, Qro., 23 de junio de 2019.- El diputado local del distrito IV, Agustín Dorantes Lámbarri, llevó a cabo una nueva jornada de reforestación de la campaña “Con los Pies en en la Tierra”, la cual es parte de las acciones emprendidas por el PAN en pro del medio ambiente.

Acompañado por ciudadanos y vecinos de la colonia Villas de Santiago, el legislador panista sembró más de un centenar de árboles con el objetivo de crear conciencia sobre el cuidado de la naturaleza y, con ello, también combatir el problema de la contaminación y el calentamiento global.

“El calor ha sofocado la ciudad, el estado, el país y el mundo. ¿Vieron los incendios que se dieron por todo el país? Pues eso es producto de la propia actividad humana. Nosotros hemos modificado la biodiversidad y hemos modificado el clima por usar materiales que no son biodegradables o por el auto”.

Explicó estas acciones en conjunto con los diferentes niveles de gobierno y la ciudadanía, aportarán para combatir la problemática ambiental por la que atraviesa el mundo, asegurando que solo así se podrá asegurar un futuro de calidad para las nuevas generaciones.

“Estamos acabando con el mundo y si nosotros no hacemos conciencia de que todos debemos ser parte de la solución, no le vamos a poder entregar un lugar a nuestros hijos donde tengan una calidad de vida. El mejor motor de desarrollo es la participación social y el que hoy tengamos padres de familia, niños y jóvenes, habla de que podemos tener un futuro mejor”.

Durante la jornada, hizo un llamado para que el trabajo se haga de manera conjunta y se extienda a los familiares, amigos y vecinos, ya que el futuro que se desee tener no va a depender de las autoridades, si no de las acciones que se sumen con la participación de todos diariamente.

“El futuro no va a llegar con sus servidores públicos, con sus políticos. El futuro de nuestros hijos depende de cada uno de nosotros y, si nosotros sumamos para tener un futuro mejor, nuestro hijos van a tener una mejor calidad de vida”.

Para poder tener una mayor responsabilidad con el ciudadano del medio ambiente y no dejar estas acciones como algo pasajero, los niños que participaron en la jornada le pusieron nombre a cada uno de los arboles que sembraron, comprometiéndose a cuidar, procurar y dar seguimiento al crecimiento del arbolito hasta que llegue a una madurez ideal.