QUERÉTARO, Qro., 24 de mayo de 2018.- Aunque a nivel nacional el robo a trenes y a instalaciones ferroviarias sigue al alza, de acuerdo con la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), en Querétaro este delito se logró contener, en contra parte, el vandalismo aumentó en un 76%.

Tan sólo en el primer trimestre de este año, no se han reportado robos a los furgones ante esta instancia dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El año pasado, hubo aproximadamente 123 casos reportados por las empresas Kansas City y Ferromex como robos concretados, que era un promedio de 10.25 al mes, mientras que este año, tan sólo en la capital queretana van dos, y un intento más.

En enero pasado, fue frustrado un robo al tren en San Nicolás, Tequisquiapan, cuando una gavilla de hampones pretendió asaltarlo.

Como resultado de la coordinación entre Policía Estatal, la Sedena y personal de la empresa Ferromex, se evitó el robo de acero para construcción transportado en el ferrocarril.

En la capital en su oportunidad, implementó un operativo de vigilancia junto con la Gendarmería.

En contra parte, el vandalismo, registró el año pasado 495 casos acumulados, mientras que para el primer trimestre de este 2018, van 379, que implicó un crecimiento del 76%.

Querétaro, según el estudio esto ubica a la entidad en el primer lugar en el país por estos eventos, que implica daños apertura de unidades, tren dividido, cierre de angulares, obstrucción de vía, entre otros.