QUERÉTARO, Qro., 05 febrero de 2020.- La ciudadanía defiende en redes sociales a las aplicaciones de servicio de transporte ejecutivo debido a que estas responden a sus necesidades de movilidad, indicaron conductores de de dichas aplicaciones, quienes acudieron al Instituto Queretano del Transporte (IQT) para solicitar que cesen las agresiones que sufren de los taxistas tradicionales, que se les permita laborar de manera regular y que el IQT no tome partido a favor de los conductores tradicionales.

Luis González, quien ofrece su servicio a través de una aplicación, indicó, al término de la reunión, que se mantendrán trabajando de manera regular, con atención, incluso, en la Central de Autobuses, pese a que continuarán los operativos del IQT.

Remarcó que tienen interés por cumplir con todos los lineamientos que marque el instituto.

“Queremos contribuir a la seguridad del estado haciendo eso, llegar a ellos un desplegado de vehículos, de conductores y demás. Es necesario que sepan que los conductores de plataformas, claro que contribuimos a los impuestos del estado, estamos dados de alta en Hacienda, pagamos tenencia cada año, pagamos verificaciones”.

Indicó que, de acuerdo a cifras del ITQ, los operativos generaron la retención de 500 vehículos en dos años, cada retención significa una multa de 100 mil pesos.

“Ellos tienen algunas plataformas que ellos las marcan como legales, no las conozco todas, hay muchas que yo no había escuchado, hay algunas plataformas que ellos denominan como legales, pero recordemos que el grueso de los usuarios y operadores están en Uber y en Didi”.

En la reunión, el ITQ solicitó que se interpongan denuncias penales en contra de los taxistas que agredieron a conductores de aplicaciones, para que el Instituto pueda implementar las sanciones correspondientes.

Adelantaron que las denuncias se presentarán esta semana, toda vez que al menos tres operadores fueron agredidos.

Remarcó la necesidad de que los taxis tradicionales se comporten con respeto, que los conductores de aplicaciones harán lo propio y solicitó que los inspectores del IQT no tomen partido, como ha ocurrido a favor de los taxis tradicionales.

Por último se indicó que será la próxima semana que se proyecta generar una nueva reunión entre conductores de aplicaciones y autoridades del IQT.