CIUDAD DE MÉXICO, 5 de junio de 2020.- Ante las acusaciones que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y a “su gente” de estar detrás de los disturbios registrados en Guadalajara por la muerte de Giovanni López, el Jefe del Ejecutivo dijo que si el mandatario estatal tiene pruebas que las presente.

«No tiro la piedra y escondo la mano, no sé que hizo (Enrique Alfaro) pero no tengo yo que ver nada con lo que sucedió lamentablemente, si tiene el gobernador pruebas que las de a conocer, el que acusa tiene que probar para actuar de manera responsable», advirtió López Obrador en conferencia matutina desde Tabasco.

López Obrador reconoció tener diferencias políticas con el gobernador de Jalisco, pero aseguró que actúa con responsabilidad y no se inmiscuye ni participa en cuestiones partidistas, por respeto a la investidura presidencial y representar al Estado mexicano, no a un grupo o partido.

«No tengo yo ningún propósito de afectar a autoridades locales, lamento los hechos porque estoy a favor d resolver problemas mediante el diálogo y sin el uso de la fuerza. Soy partidario de la no violencia y espero que se aclaren las cosas, pienso que no debe de haber acciones autoritarias, actos autoritarios, nada por la fuerza», dijo.

Recordó que desde que se comenzó a enfrentar la pandemia del Coronavirus el Gobierno federal dejó de manifiesto que todo se iba a hacer con convencimiento y persuadiendo a la población y así se ha logrado tener buena respuesta.

«No ha habido actos autoritarios por parte del Gobierno federal, no ha habido prohibiciones, toque de queda, todo ha sido un llamado a que actuamos, como ha sucedido de manera responsable. No se va a imponer nada, no se va a utilizar la fuerza», expresó.

Lee más en Quadratín México