CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero de 2022.- Con Zoé, ya estuvo todas las noches bajo la Vía Láctea (canción) y ahora, codirigiendo con Gabriel Nuncio la película El Comediante, Rodrigo Guardiola reflexiona sobre la conexión con el universo y dentro del cosmos.

Rodrigo tiene varios años habitando el mundo de la música y el cine, donde explora con su último filme, que narra la historia de Gabriel Nuncio, interpretado por el actor, guionista y director del mismo nombre, quien rechaza la invitación de hacer un viaje intergaláctico pues, entre otras cosas, puede ser padre.

 “Aunque es muy difícil concretar entre humanos las ideas o pensamientos que tenemos del más allá, definitivamente existe un cosmos, estamos dentro de él y nos tiene pistas constantemente; nos da información, estamos todos interconectados dentro de él y por eso creemos que es un detalle especial en la película reflexionar sobre esa conexión que tenemos todos con el universo y dentro del cosmos”, explica Guardiola.

Vía Zoom, el también baterista de Zoé sumerge a El Comediante, que se estrena el primer minuto de este viernes en Netflix, rememorando que desde el inicio de la idea de este proyecto, sabían que Gabriel tenía que hacer de Gabriel, aunque en algún momento intentaron cambiar de nombre al personaje:

“Pero el gremio de amigos que conformamos este proyecto, muchos de ellos actores y actrices que salen en la película, como Cassandra (Ciangherotti), opinaron que no; era mucho más especial que Gabriel Nuncio se hiciera pasar por Gabriel Nuncio».

En la cinta, donde también actúan Tenoch Huerta y Cecilia Suárez, las finanzas del estelar se desmoronan, su carrera de comediante no despega y energía se concentra en un ambicioso guión sobre la llegada del primer humano a Marte, pero en cada decisión que toma, la pulsión del fracaso órbita su vida, mientras busca de una u otra forma su lugar en el universo. 

Y “está inspirada en anécdotas reales, entretejidas en esta especie de ficción, muy meta, porque salen actores haciéndose pasar como ellos mismos, otros de personajes ficticios y Gabriel Nuncio haciéndose pasar como Gabriel Nuncio.

“Homenajeando a la época que experimentó como comediante de stand up; tuvo esta etapa en la vida real, en la que su rutina de stand up era básicamente contar estas anécdotas, después la dejó y decidimos retomarla y convertirla en este guión”.

En la entrevista, Rodrigo Guardiola reconoce que inicialmente buscaban una comedia cien por ciento, pero por el tono que le dieron a las escenas, se convirtió en una película con un tono más real, dado que no es una comedia por hacer reír, sino que las situaciones están abordadas de forma más dramática, pero lo apretado de las situaciones a veces resulta en la comedia.