TOLIMÁN, Qro., 27 de septiembre de 2021.- A menos de un día de ser instalado, el Chimal que se levantó en este municipio sufrió el colapso de su parte más alta, cuando se colocaba la ofrenda dedicada al Arcángel San Miguel.

De acuerdo al portal de noticias El Tolimanense, la estructura más alta del Chimal se dobló, por lo que cargueros y mayores tuvieron que bajar la estructura para reforzarla y volverla a colocar.

El INAH Querétaro informó la víspera que la elevación de chimales, hechos de carrizo y recubiertos con plantas silvestres, son ofrendas “y símbolos de resistencia , vitalidad y sentimiento identitario del pueblo otomí-chichimeca”.

Señaló que de acuerdo al antropólogo Abel Piña el chimal o chimalli en lengua náhuatl significa “escudo o rodela (escudo redondo y pequeño) usado por los guerreros en las batallas militares”. 

Para el pueblo otomí -chichimeca de Tolimán es una ofrenda a San Miguel Arcángel, que consiste en una estructura conformada por dos mástiles (asentados en el suelo) separados, que forman un entretejido con madera, cuerdas (y carrizo), y sobre ellas se forra formando una superficie con la pata o cucharilla de las pencas del magueycillo llamado sotol. El chimal es una estructura plana de cedro del Líbano de más de 25 metros de altura, y separados aproximadamente 2.5 metros.