CIUDAD DE MÉXICO., 17 de julio de 2021.- En la Agencia Espacial Europea (ESA) por sus siglas en inglés, un grupo de científicos del Laboratorio de Materiales y Componentes Eléctricos del Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial (ESTEC), descubrieron cómo transformar el polvo lunar en oxígeno.

Sin duda, este hallazgo se convirtió en un hito, pues incluso Beth Lomax de la Universidad de Glasgow y directora de la investigación, mencionó que este oxígeno no sólo podría ser utilizado para que los humanos respiren, sino también para “producir combustible para los cohetes…”

Oxígeno en la Luna

Se sabe que la superficie de la Luna está cubierta por una capa de varios metros de profundidad de un material llamado regolito, un fino polvo lunar, cuyo origen se sitúa en los múltiples impactos de micrometeoritos, los cuales se han acumulado a lo largo de miles de millones de años.

De hecho, durante el programa Apolo, se logró investigar que el regolito está compuesto en un 40 a 45 por ciento por oxígeno que está unido a metales como el hierro y el titanio, por lo que este no está libre para su uso inmediato, pues puede dañar el sistema respiratorio.

Cómo transformar el polvo lunar en oxígeno

El proceso utilizado por ESTEC se llama “derretimiento por electrólisis salina”. Consiste en colocar el regolito dentro de un recipiente metálico, junto con una sal de cloruro de calcio que funciona como electrolito.

Continúa AQUÍ