CHINA., 22 de junio de 2018.- China ha sido durante años el basurero mundial de plástico, revela un estudio de investigadores universitarios estadounidenses publicado en la revista Science Advances. Millones de toneladas de botellas de agua, yogures, contenedores de pasta instantánea y otros innumerables envases de plástico llegaron a China para ser reciclados allí desde los años 1980. Informa RT.

Sin embargo, la prohibición de Pekín en 2017 de importar residuos no industriales ha cambiado esta práctica. Ahora, el plástico, otrora destinado a las plantas de reciclaje chinas, va a los vertederos, mientras que el Estado chino toma medidas contra los residuos que se dirigen hacia sus fronteras.

Pekín no soportó un aumento del 800 %

El estudio universitario, publicado este 20 de junio, estima el impacto económico y ambiental de esta decisión. Así, los analistas han calculado cuántos desperdicios de plástico procesó China en los 28 años previos al veto y cuál es el exceso de plástico que deberá redistribuir el resto del mundo si la prohibición se mantiene.

Lee más aquí