QUERÉTARO, Qro., 6 de enero de 2018.- El Centro de Internamiento y Ejecución de Medidas para Adolescentes (CIEMA) en Querétaro refrendó el reconocimiento otorgado por la Asociación Americana de Correccionales, como un centro adecuado para la reinserción social.

Mariela Ponce, magistrada especializada en justicia para menores, recordó que en este espacio se encuentran aquellos menores que cometieron alguna conducta delictiva, y que son capacitados para regresar a la sociedad.

“Sí debe existir marcadas diferencias con el internamiento de un adulto, y la forma en que está diseñado el centro de internamiento, lo que le llamamos celdas, que no son tales, los dormitorios, los talleres, los lugares donde los adolescentes aprenden artes, oficios, talleres”, indicó.

Ahí, se revisan desde la infraestructura, trato y servicio a los internos, quienes deben tener un adecuado tratamiento donde se dé prioridad a los derechos humanos.

“Que tiene que ver con el espacio digno que tienen los adolescentes, y no solo los espacios, sino el trato digno que se le da al adolescente cuando está cumpliendo una medida definitiva por haber cometido algún delito”, agregó la magistrada.

Los menores pueden permanecer en este lugar hasta los 25 años, cuando en caso de sentencias largas pasan al penal varonil de San José el Alto.