WASHINGTON, EU., 12 de abril de 2018.- El director adjunto de la Oficina Federal de Investigación, David L. Bowdich; el titular interino de la Administración Antidrogas, Robert W. Patterson; el subsecretario adjunto del Departamento de Estado de los Estados Unidos, James Walsh, y el director asociado interino del Servicio de Alguaciles Federales, Derrick Driscoll anunciaron la inclusión del fugitivo Rafael Caro Quintero a la lista del FBI de los Diez prófugos más buscados.

Rafael Caro Quintero es el fugitivo 518 que se agrega a la lista de los diez fugitivos más buscados.  Se le busca por su presunto involucramiento en el secuestro y asesinato del agente especial de la DEA Enrique Camarena Salazar (conocido como Kiki) en 1985.

Ésta es la primera vez que un fugitivo de la DEA se ha incluido en la lista del FBI de los diez fugitivos más buscados. Además, la DEA y el Fiscal del Distrito Este de Nueva York anunciaron una acusación adicional contra Caro Quintero, referente a su papel como dirigente de una empresa criminal y como el individuo responsable del brutal asesinato de Camarena.

La acusación también detalla su papel principal en el tráfico de metanfetaminas, heroína, cocaína y mariguana a los Estados Unidos y otros países, y refleja sus actividades criminales de 1980 a 2017.

El 30 de julio de 1992, la Corte de Distrito del Distrito Central de California emitió una orden federal de arresto, acusando a Caro Quintero de crímenes violentos, de conspiración para secuestrar a un agente federal, de asesinar a un agente federal, de ayudar, instigar y ser cómplice después de ese hecho.

“Hoy, junto con nuestros socios federales de la DEA, del Servicio de Alguaciles y del Departamento de Estado, estamos comprometidos a llevar ante la justicia a este criminal peligroso y líder de un cártel, quien es responsable del asesinato brutal de un agente de la DEA”, dijo David L. Bowdich.

Más información Aquí