DEL NAYAR, Nay., 17 de febrero de 2021.- Los habitantes de la comunidad Cuauhtémoc, en el municipio Del Nayar, Nayarit, llevan años esperando una carretera que se les prometió. Sin ella, los traslados a pie o en mula son largos y se complican aún más cuando alguien se enferma.

Entre los miembros de la comunidad tienen que cargar a esa persona en una camilla y realizar un recorrido de tres a cuatro horas hasta el Río Grande de Santiago. Ahí, con algo de suerte, abordarán una lancha que tarda una hora o más en cruzar la presa de Aguamilpa, para posteriormente continuar su trayecto en un colectivo, que en hora y media los llevará a Tepic.

Con el sol a cuestas, los desfiladeros, caminos angostos, piedras y tierra suelta, y muchas otras dificultades, algunos enfermos mueren antes de poder ser atendidos.

Anselmo de la Cruz, vocero de la comunidad explicó a MILENIO lo complicado que la pasan cuando alguno se enferma y reclama que cada que hay elecciones les prometen abrir brecha, pero hasta el momento no se les ha cumplido nada.

«La principal problemática que tenemos aquí en Cuauhtémoc es la carretera, de hecho les recordamos, ya varias veces al encargado; ya le dijimos varias veces y no la ha hecho, van casi dos años que no ha hecho nada. La única vía que nos queda es la vía acuática, la lancha, bajar por aquí por donde ustedes subieron caminando dos horas y una hora de la presa Aguamilpa y ya subir otra hora en carro.

«A veces hemos tenido un muerto ya que no llegan, la mera verdad; una señora, se nos fue picada de alacrán, era mi prima y no queremos que pase eso pero no tenemos cómo bajarlos a menos que nos abrieran camino y con un medio de transporte», comentó.

Continúa en Milenio