QUERÉTARO, Qro., 10 de febrero de 2019.- Cada guardería o estancia infantil deberá de ser evaluada por parte de las autoridades en búsqueda de casos de corrupción, pues a pesar de que sí existe esta problemática no todo está fuera del marco de la legalidad, consideró Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de la Diócesis de Querétaro.

Lo anterior, ante las modificaciones al esquema de repartición de apoyos para los padres de familia que tienen hijos en edad de ser atenta en una guardería, en la que se prevé la eliminación de subsidios a dichas estancias infantiles para entregar el recurso directamente a las familias.

En este sentido, el obispo dijo esperar que esta decisión se hubiera tomado luego se realizar las evaluaciones correspondientes pues esto debe de ser considerado a la hora de aplicar políticas públicas específicas.

“Sí se tienen que establecer mecanismos que ayuden a los papás o a los niños y a quienes prestan este servicio”, dijo.