MAGDALENA, Son., 19 de febrero de 2019.- El caso de la bebé que nació en el carro de su familia cuando se le negó atención médica a su madre, en labor de parto, en el Hospital Comunitario de Magdalena de Kino, Sonora, generó indignación en las redes sociales.

Ante la negativa del personal médico y, después de que la niña naciera a bordo del vehículo, cuando se dirigían a su casa, los padres tuvieron que regresar al hospital para nuevamente pedir ayuda; fue allí que se atendió a la madre y se ingresó a la recién nacida a un casco de oxígeno improvisado con un garrafón de agua, a falta del equipo necesario.

Proyecto Puente retomó los casos de dos mujeres que dan testimonio de esto; una de ellas, aseguró haber sufrido violencia obstétrica en el mismo hospital, acción que acabó con la vida de su hijo recién nacido; una más denunció que, en su caso, usaron el mismo casco de garrafón para atender a su hijo.

Continúa en Proyecto Puente