QUERÉTARO, Qro., 10 de mayo de 2020.- Las medidas que la administración estatal implementó para tratar de resguardar a los queretanos del Covid-19 resultaron indispensables ante la inacción del gobierno federal, valoró Paul Ospital Carrera, presidente del comité estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“(Que Querétaro regrese visitantes a sus lugares de origen) no es lo óptimo, pero es derivado de la inacción que ha tenido gobierno federal, es decir, es la consecuencia, no la causa. Hemos visto un gobierno federal, el gobierno de la República, totalmente pasmado y rebasado por esta pandemia. Vemos, en el mundo entero, cómo se le ha apostado para hacer pruebas rápidas, de pacientes que puedan tener Covid, y en México estamos muy por debajo del mundo entero, entonces no tenemos la certeza de quiénes pueden tener este padecimiento”.

Remarcó que fue ante esa pasividad que los gobiernos de los estados se vieron obligados a implementar esquemas propios para proteger a sus habitantes, como ocurre en el caso de Querétaro.

“Ha tenido que tomar medidas alternativas debido a la inacción profunda y brutal que ha tenido el gobierno federal… si tuviéramos pruebas y diagnósticos para saber, con toda claridad, quiénes pudieran estar enfermos, podría reaccionar mejor el estado mexicano, pero, bueno, no hay una política nacional en esta materia, no hay una estrategia nacional clara. Hasta ahora escuché que el gobierno federal enviará a un encargado a cada uno de los estados para coordinarse; lo mandan cuando ya (el contagio) está en la cresta, según ellos, el número de contagios”.

Por lo anterior, también el incremento de sanciones autorizados por Querétaro fue producto de esa inacción, indicó a remarcar que, de manera posterior, deberá venir la reactivación económica.