QUERÉTARO, Qro., 20 de junio de 2016.-Los usuarios de la carretera federal 57, en el tramo de la Ciudad de México hacia Querétaro –con una longitud de 220 kilómetros–, son víctimas de la inseguridad, debido a los asaltos a conductores y pasajeros, así como por el frecuente número de accidentes resultado del flujo automotriz que asciende a 50 mil 240 vehículos al día en ambos sentidos.

En esa vía ocurren cada día 2.73 accidentes por kilómetro, que dejan daños materiales por 40 millones de pesos. Por si fuera poco, se han incrementado los delitos de índole sexual en la carretera: los pasados días 8 y 10 de junio, delincuentes abusaron de pasajeras de autobuses en un tramo de 21 kilómetros entre los municipios mexiquenses de Tepotzotlán y Huehuetoca, donde los asentamientos vehiculares son cotidianos por obras en la carpeta asfáltica.

Personal de Caminos y Puentes Federales informó que el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos impulsa la segunda etapa de rehabilitación estructural del pavimento, con concreto hidráulico de la autopista, del kilómetro 43 al 68.5.

Lee más aquí