ROMA, Italia. 25 de agosto del 2016.- Sobrevivientes eran rescatados de entre los escombros la noche de este miércoles, más de 12 horas después de que un terremoto de magnitud de 6.2 que golpeó el centro de Italia y mató al menos a 247 personas y dejó heridas a al menos 368 más. El sismo ocurrió en las primeras horas de este miércoles, a las 3:30 local, cuando la mayoría de los habitantes dormía. El sismo derribó hogares y destrozó los caminos que unían un grupo de localidades, 140 kilómetros al este de Roma. El saldo de muertos se ha elevado continuamente y se prevé que siga ascendiendo, informó La Jornada.

El primer ministro Matteo Renzi habló desde la capital provincial de Rieti después de visitar a equipos de rescate y grupos de sobrevivientes en la golpeada localidad de Amatrice para luego viajar en avión a otras demolidas ciudades en la vecina región de Le Marche. Afirmó que 120 personas habían muerto.

La ciudad ya no existe, señaló el alcalde de Amatrice Sergio Pirozzi, en el norte de Lazio, que se cree fue una de las áreas más afectadas, donde aún hay muchos habitantes sepultados bajo los escombros y los edificios destruidos.

Más información AQUÍ