Niza., a 17 de Julio de 2016.- El atacante de Niza era presumiblemente un extremista islámico pese a lo que se pensó en un primer momento y podría no haber actuado solo, informan hoy los medios franceses en base a fuentes de la Policía tras los primeros interrogatorios a sus allegados y otros indicios.

Mohamed Lahouaiej Bouhlel envió al parecer un mensaje SMS en la noche del jueves, poco antes de perpetrar la matanza, en el que pedía «más armas», informó la televisión BFMTV. El mensaje iba dirigido a uno de los hombres que fue arrestado después del atentado en el que murieron al menos 84 personas.

Tres días después del hecho aún hay 18 personas en estado crítico, entre ellas un niño, indicó la ministra de Salud gala, Marisol Touraine. En total hay 85 heridos en hospitales, 29 de ellos en unidades de cuidados intensivos.

Bouhlel vació sus cuentas poco antes de cometer la masacre, según publica el dominical Le Journal du Dimanche. Además, el día antes de arremeter con un camión contra una multitud que celebraba la fiesta nacional de Francia en la ciudad del sur del país, vendió su automóvil y reconoció a sus allegados que se había radicalizado, publica La Jornada.

Lee más información aquí