CIUDAD DE MÉXICO., 21 de junio de 2016.- En las inmediaciones del kilómetro 113+050 de la carretera México–Querétaro, la Policía Federal, localizó y canceló una toma clandestina, y aseguró un tractocamión y un remolque que contenían aproximadamente 60 mil litros de carburante.

A la altura del tramo conocido como Arroyo Zarco en los límites del Estado de México, los agentes de la Policía federal localizaron vehículos que se encontraban en aparente estado de abandono, refirió la Comisión Nacional de Seguridad en un comunicado. Al realizar una inspección en el terreno, fue hallado el tráiler doblemente articulado y aproximadamente a unos 150 metros, una toma clandestina.

Agentes de la Policía Federal resguardaron la zona y fue solicitada la presencia de personal de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y de Protección Civil para la anulación de dicha toma ilegal. Los vehículos y el combustible quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación con sede en Tlalnepantla, con el propósito de que continúe con las investigaciones correspondientes.

 

Nota original de Quadratin México