CIUDAD DE MÉXICO, 5 de noviembre de 2019.- Luego de la presentación de reservas a dos artículos del dictamen, mismas que fueron rechazadas, el Pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo particular por 356 votos a favor y 84 en contra, el dictamen que reforma diversos artículos de la Constitución en materia de revocación de mandato y consulta popular, y se turnó a los Congresos estatales para su aprobación.

En el debate, se mantuvo el rechazo del grupo parlamentario del PAN, quienes argumentaron que con esta reforma se engañaba a la ciudadanía, pues por los requisitos para solicitar esta figura se hace prácticamente imposible que el jefe del Ejecutivo sea sometido a la revocación.

Además, señalaron que no es como dice Morena y aliados que repiten la frase de su jefe, «el pueblo pone y el pueblo quita», pues de acuerdo al dictamen aprobado, en caso de darse la revocación, será el Congreso de la Unión quien decida al que ocupará el lugar del Presidente revocado, y no la gente, como señalan los morenistas.

Más información Aquí