GUADALAJARA, Jal., 4 de junio de 2020.- Como una atrocidad, es como calificó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro lo ocurrido en Ixtlahuacán de los Membrillos donde policías municipales son señalados por presuntamente asesinar al joven Giovanni.

Y aunque aclara que hasta donde van las investigaciones la detección del joven que se dedicaba a la albañilería fue más bien por una falta administrativa, el mandatario jalisciense admite que la responsabilidad de llevar el destino de la entidad es difícil, compleja y desgastante.

Más información Aquí