QUERÉTARO, Qro., 27 de febrero del 2017.- En Comisión de Administración y Procuración de Justicia fue analizada la iniciativa presentada por el Tribunal Superior de Justicia el Código de Procedimientos Penales que incluye, entre otras modificaciones, realizar los juicios familiares de manera oral.

Maricela Sandoval López presidenta de la Sala Familiar del Tribunal Superior de Justicia, expresó que migrar a los juicios orales permitirá privilegiar la solución de conflictos entre las partes involucradas más allá de los formalismos procesales que actualmente se dan por los juicios escritos.

El tiempo de resolución, dijo la magistrada, es otro de los factores que estarán involucrados pues se tendrá la posibilidad de solucionar conflictos a partir de la voluntad de las partes en una audiencia o a través de uno de los medios alternos como el Centro de Medios Alternos de Solución de Conflictos.

“Todos los juzgados familiares tienen un promedio de asuntos de 2 mil 500 por año, aunado a que los asuntos familiares no se acaban por cómo está nuestra legislación al día de hoy por que al día siguiente que se dicta una sentencia en donde se puede solicitar su modificación o su incidente de ejecución y el procedimiento se hace verdaderamente interminable” dijo la magistrada.

En este sentido, algunas de las refomas que se contemplan es la obligatoriedad de la cédula profesional en los abogados que lleven los juicios orales familiares, además de que, las partes deberán tener de manera obligatoria un abogado para garantizar que el respeto de sus derechos en el proceso.

A pesar de una de las características del sistema de juicios orales recién aplicados en el estado sea la de las audiencias públicas, en materia familiar la privacidad deberá de estar garantizada por beneficio de los menores que puedan estar involucrados en los casos.