QUERÉTARO, Qro., 27 de diciembre de 2018.-La presidenta de la Defensoría de Derechos Humanos (DDH) de Querétaro, Roxana de Jesús Ávalos Vázquez, reveló que desde hace una semana y media un grupo de comerciantes ambulantes indígenas ya habían presentado una queja ante este órgano por supuesto maltrato de inspectores municipales en el centro histórico de la capital.

Esto antes de que se diera el enfrentamiento del lunes 24 de diciembre en Plaza de Armas por un supuesto desalojo.

En ese sentido, señaló que la Defensoría investiga el presunto maltrato desde hace aproximadamente 10 días, por lo que, aseguró que personal había estado presente con ese grupo de comerciantes indígenas para determinar si existía o no dicho maltrato.

No obstante, reveló que el día del evento del 24 de diciembre en Plaza de Armas no se encontraba el visitador adjunto de la Defensoría, por lo que, solicitaron los videos de las cámaras que se localizan en el lugar para analizar la situación.

Roxana de Jesús Ávalos, aclaró que en esta investigación estudian dos aspectos: el cumplimiento del reglamento de comercio ordenado del municipio de Querétaro y el que los inspectores no hayan excedido sus funciones, esto con el fin de determinar si emitirían o no una recomendación al ayuntamiento capitalino.