ESTADOS UNIDOS, 31 de marzo 2020.- La NASA anunció la puesta en marcha de la misión SunRISE, que estudiará las tormentas solares gracias a la puesta en órbita de seis pequeños satélites que elaborarán un mapa 3D del astro.

En un comunicado, la agencia aeroespacial estadounidense afirma que el estudio del Sun Radio Interferometer Space Experiment (SunRISE) permitirá “mejorar el conocimiento de cómo funciona nuestro sistema solar, pero en última instancia puede ayudar a proteger a los astronautas que viajen a la Luna y Marte al darles mejor información sobre cómo la radiación solar afecta al medio espacial a través del que viajan”.

La misión, que se pondrá en marcha en julio de 2023, supone un coste de 62.6 millones de dólares que financiarán el desarrollo y lanzamiento de seis pequeños satélites cúbicos de aproximadamente el tamaño de una tostadora; estos orbitarán por encima de la atmósfera a más de 9 kilómetros de distancia entre sí para crear mapas solares en tres dimensiones.