QUERÉTARO, Qro., 16 de abril de 2021.- Los accidentes aéreos han sido una constante en los últimos siete meses en Querétaro; a veces por descuidos y otra por condiciones climáticas, pero han dado la nota a nivel local.

Apenas en octubre de 2020 se registró la caída de una avioneta que era seguida por las fuerzas armadas desde Sudamérica, en el municipio de Amealco; los dos tripulantes murieron y se descubrió que iba cargada con droga.

En un caso más, ocurrido a inicios del mes de abril de 2021, una avioneta que salió del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) rumbo a Tamuin, San Luis Potosí, se desplomó en el la zona serrana de Querétaro. El cuerpo del piloto fue rescatado días más tarde.

Apenas la semana pasada se registró otro percance, donde una avioneta sin tren de aterrizaje, procedente de Guanajuato, provocó el cierre por tres horas de la pista al intentar aterrizar en el aeropuerto de Querétaro.

El hecho más reciente ocurrió el pasado jueves por la noche, donde una avioneta experimental tuvo un desplome sobre campos de cultivo, en la zona de Galeras, Colón, donde los dos tripulantes resultaron ilesos.