CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre de 2019.- Cuando parecía que Necaxa ganaba a un América con 10 hombres, apareció una genialidad de Henry Martín y marcó el empate final, al 88′, en el Estadio Victoria.

A los 14 minutos, parecía el primer gol de Rayos, cuando Jesús Ángulo le pegó sabroso de fuera del área, Memo Ochoa desvió con manotazo en gran lance y el esférico se estrelló en un poste.

El Ave respondió a los 23 minutos, cuando luego de un tiro de esquina, Bruno Valdez cabeceó y en la raya, Felipe Gallegos evitó el gol despejando de testa.

América perdió a un pollito, Guido Rodríguez, luego de que planchó a Claudio Baeza y pese a que el árbitro revisó el VAR, mantuvo la decisión, al minuto 39.

A los 60 minutos, Memo Ochoa volvió a salvar a las Águilas, cuando Maxi Salas le pegó como venía y con efecto, y el arquero metió otro manotazo para mandar a tiro de esquina.

Siete minutos después, tras balones divididos, la pelota le quedó a Renato Ibarra en los linderos del área, recortó hacía el centro, pegó zapatazo raso y en diagonal para el 1-0.

Necaxa respondió pronto, a los 72 minutos con un golazo: Cristian Calderón centró largo y en diagonal, y Mauro Quiroga ganó la posición y cabeceó girando el cuello y bonito a un rincón par el empate.

Luego de centro por derecha, nuevamente Quiroga ganó la posición, ahora dentro del área chica y saltando, falló de cabeza, puesto que mandó el remate a penas afuera.

Rayos presionaba con todo y tras centro raso y poderoso por izquierda, el esférico sorprendió a Emanuel Aguilera, quien metió autogol para el 2-1 a favor de los locales.

Al minuto 88, cuando parecía muerto, América empató, cuando Henry Martín controló y se acomodó el balón dentro del área, y de tijera, celebró el golazo y el empate final.

Con información de Quadratín CDMX