QUERÉTARO, Qro., 22 de abril de 2019.- El crecimiento del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ), que de 2015 a 2018 pasó de 585 mil a un millón de usuarios al año, ha despertado el interés no sólo de inversionistas inmobiliarios, sino de empresarios hoteleros.

En la actualidad hay por lo menos tres grandes proyectos en la zona de influencia de la terminal aérea. Grupos como American Industries y Don Diego Inmobiliaria–Milenium buscan safisfacer la demanda en la zona, donde sólo opera un hotel.

El año pasado, un grupo de inversionistas nacionales se acercó al gobierno municipal de Colón, demarcación donde se ubica el aeropuerto, para informar la adquisición de un predio ubicado en el cruce de la carretera 100 y 200, a unos kilómetros del AIQ.

Ahí se desarrollará una plaza comercial que incluirá áreas de servicios, tiendas, bodegas de no más de cinco mil metros cuadrados y dos hoteles de cadena internacional bussiness class con 120 habitaciones.

Continúa en El Finaciero