QUERÉTARO, Qro., 9 de mayo de 2019.- El hecho de que la refinería Dos Bocas sea construida por Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Energía en lugar de por un contratista con experiencia pudiera implicar que la obra presente deficiencias, advirtió Álvaro Ugalde Ríos titular de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Querétaro.

El representante de dicho órgano empresarial expresó que hay una tendencia por parte del gobierno federal de excluir a las empresas experimentados a la hora de realizar obra pública en el país, situación que pone en una posición de incertidumbre a quienes se dedican a este rubro de la construcción además de que hace cuestionable la calidad de las obras.

«Va a ser cuestionable el tipo de obra yo nada más pregunto si van a hacer la refinería Dos Bocas con personal de gobierno si realmente ellos tienen albañiles y soldadores realmente capacitados (…) nosotros cuando vamos a hacer una obra pública tenemos que cumplir bastantes requisitos entre ellos está el aspecto técnico y el financiero» dijo.

Agregó que esta dinámica se suma la decisión de que sea el ejército quien construya el Aeropuerto de Santa Lucía cuando las funciones de las fuerzas armadas son otras, por lo que consideró que debe de recurrirse a los constructores especializados.