QUERÉTARO, Qro., 21 de febrero de 2019.- La vida de José Adán cambió en un instante, un momento de trabajo, pues una luz entró por su cuerpo, el cual dejó sin piernas, sin rostro, y con quemaduras que pusieron en riesgo su vida.

Hace año y medio realizaba labores de construcción en un comercio de Santa Rosa Jáuregui, donde al estar en una azotea sufrió una descarga eléctrica por cables de alta tensión, lo que ocasión que cayera dos pisos.

El pronóstico de los médicos no era alentador, pero sus ganas de vivir fueron superiores. Hoy, se encuentra en cama, a la espera de un trasplante de rostro y unas prótesis que le permitan caminar, pues su deseo es seguir trabajando para sacar adelante el pequeño Adán de 1 año, quien aún no llegaba al mundo cuando ocurrió el accidente.

Actualmente José Adán no puede laborar, tiene deudas y los gastos de sus medicamentos ascienden hasta los 20 mil pesos mensuales. Un amigo le consiguió un cuarto, pero busca recuperar parte de lo perdido, pues denunció que la persona que lo contrató lo dejó abandonado, y sin ningún tipo de apoyo.

Adán denunció ante las autoridades la falta de apoyo laboral, pero ahora busca de la ayuda de los queretanos, quienes pueden comunicarse al 442 405 9292, o hacer donaciones al número de cuenta 5204 1654 2246 3392, pues tanto él como su familia lo necesitan.