QUERÉTARO, 26 de agosto de 2016.- Ejidatarios que vendieron los terrenos en Menchaca II engañaron a la población, porque nunca les informaron que eran predios “de relleno” y eso contribuyó al hundimiento de las viviendas, denunció el diputado local Eric Salas González.

 

Luego de visitar unas nueve viviendas afectadas, dio a conocer que al menos cuatro presentan daños de gravedad y es necesario actuar legalmente contra los engaños de los ejidatarios.

 

Aseguró que las familias no conocen cuáles son sus derechos frente a este fraude, aunque ya reciben apoyo de las autoridades municipales y estatales.

 

“Da tristeza porque no tienen información necesaria a dónde acudir para atenderse”, reconoció Salas González, quien pidió los datos de las personas a las que les compraron los terrenos para iniciar acciones legales.

 

Adelantó que la Secretaría de Desarrollo Social levanta un censo para ayudar a las familias de las viviendas que presentan las carencias más fuertes, pero lo principal es que se eviten riesgos.