CIUDAD DE MÉXICO, 14 de abril de 2019.-  Un ambiente abrasador que alcanzó los 29 grados centígrados, enmarcó la celebración del Domingo de Ramos en Iztapalapa, como parte de la 176 representación de la Pasión de Cristo.

En medio de un día festivo y lleno de fe, cientos de creyentes, entre vecinos y visitantes, colmaron la calles de la alcaldía más poblada de la capital del país.

Con la bendición de palmas, este domingo iniciaron la conmemoración religiosa más importante en Iztapalapa, donde familias completas participaron en la procesión que se realiza por los barrios.

Más información Aquí