Durante el pasado fin de semana, al menos 37 perros murieron a causa del evenenamiento provocado por cebos que  fueron regados en el interior del Club de Gol Tequisquiapan. 

QUERÉTARO, Qro., 28 de mayo 2015.- Un total de 20 personas acudieron a la Agencia del Ministerio Público en Tequisquiapan para poner una denuncia penal en contra de quien resulte responsable, luego de la muerte confirmada de la menos 37 mascotas en el interior del Club de Golf Tequisquiapan.

Dijo una de las agraviadas que el fin de semana cuando ocurrió este hecho trataron de acudir al MP para denunciar que habían sido envenenados sus perros en el interior del fraccionamiento, pero el agente en turno se negó a iniciar una averiguación previa bajo el argumento de que eran «hechos aislados».

Nancy Hernández, vecina perteneciente al grupo “Monitor Colonos Tequisquiapan”, dijo que fue hasta que lograron organizarse para acudir a una misma hora es cuando cuando finalmente se les atendió en la Procuraduría General de Justicia.

Dijo que en los próximos días los dueños de más mascotas que murieron envenenadas acudirán ante el Ministerio Público para presentar la denuncia correspondiente.

Además, informó que comenzarán con una queja ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la cual se presentó por parte de Jorge Atristain, quien acudirá en calidad de representante de los afectados, junto con una comitiva.

Dijo que además de sus perros encontraron muertos en el fraccionamiento a  armadillos, zorrillos y tlacuaches, además de gatos que fallecieron al exterior, pero esos no pudieron ser contabilizados porque fueron recogidos por personal contratado por el administrador una vez que comenzaron a quejarse con la muerte de los perros.

Ahora los habitantes comenzaron a rastrear  “cebos” de cómics que se usaron para envenenar los animales y a la fecha se han presentado más de 10 piezas, la mayoría compuestas por un alijo de papel aluminio que en su interior tenía el veneno junto con varios alimentos como salchichas, chocolate y huesos.

Incluso, en su momento narró que los trabajadores comentaron que se les había pasado la mano cuando exterminaban zarigüeyas.

La Unidad Municipal de Protección Civil recomendó que durante los siguientes ocho días no dejaran libres a las mascotas hasta que concluya el barrido para la limpieza de cebos en el fraccionamiento, ya que el veneno no se disuelve con la lluvia y que también puede ser peligroso para los seres humanos.