QUERÉTARO, Qro., 10 de febrero del 2015.- Un joven de 20 años sigue grave e internado en el Hospital General de Cadereyta con el 80 por ciento de quemaduras de segundo grado en su cuerpo, esto luego de la explosión de un taller de polvorín en la comunidad de Boxasní, en esa demarcación, informó el Director de Servicios Médicos Hospitalarios de la Secretaría de Salud Estatal, David Quevedo Novoa.

«Afortunadamente no llegó a tener quemaduras de tercer grado (…) dentro de su gravedad ha evolucionado bien, se encuentra estable hoy en día, pero son las primeras horas de su tratamiento», indicó.

Explicó que en las próximas 48 horas podría ser trasladado al Hospital General de Querétaro o a un hospital de tercer nivel para que tenga una mejor atención.

«Él sigue internado con quemaduras graves alrededor del 80 por ciento de superficie corporal (…) está en proceso de estabilización de todo su sistema y prevenir infecciones y de acuerdo a la evolución que tenga en las próximas 24 a 48 horas, vamos a decidir su traslado», añadió.

Asimismo, Quevedo Novoa reportó que el segundo herido, de 24 años, que llegó al nosocomio de Cadereyta, fue dado de alta este miércoles, ya que sus quemaduras fueron leves.

«Que requieren manejo ambulatorio, está en control en el Hospital, pero el mismo día de ayer se dio de alta del servicio de urgencias con su control posterior por consulta externa», detalló.

El Director de Servicios Médicos Hospitalarios de la Secretaría de Salud Estatal recordó que la misma tarde de ayer un tercer herido, de 20 años de edad, falleció pues presentaba quemaduras prácticamente en el 100 por ciento de la superficie corporal y en las vías respiratorias.