QUERÉTARO, Qro., 27 de enero de 2014.- Por el momento la Comisión Estatal de Información Gubernamental, no cuenta con ningún proceso de revisión de declaraciones patrimoniales o de solicitudes no concedidas de acceso a información pública de algún funcionario estatal, señaló su titular, Javier Rascado Pérez, quien puntualizó que estas obligaciones las establece la ley de responsabilidades de los servidores públicos.

«En este momento, recordar que las solicitudes de información se presentan directamente con el sujeto obligado y con nostros solamente acuden ante el incumplimiento o falta de respuesta, y ahí sí se promueve el recurso de revisión, en este momento no tenemos ningún recurso de revisión que sea referente a declaraciones patrimoniales de servidores públicos».

Precisó que la finalidad de estas declaraciones anuales es evitar el enriquecimiento ilícito de los funcionarios públicos y la corrupción, por lo que deben declarar cualquier compra y venta de muebles o inmuebles, siempre y cuando se trate de información pública, más no los ingresos que pudieran darse por negocios propios.

«Es información pública todo aquello que tenga que ver con datos públicos, es decir, si tú generas un ingreso privado, indudablemente no es parte de esta función pública, sólo aquello que recibas por tu ejercicio público, y salvaguardando siempre los datos personales, y sabemos que todos los funcionarios públicos, de determinado nivel o de determinada responsabilidad tenemos que rendir de manera anual, una manifestación anual de bienes».