Los padres de familia manifestaron que están buscando la reubicación de plantel educativo a un lugar que sea más seguro para los alumnos.

SAN JUAN DEL RÍO, Qro., 3 de febrero de 2016.- A una semana de la explosión en el Barrio de La Cruz, alumnos de la escuela Francisco Villa pudieron reiniciar sus clases, sin contar con el apoyo de ninguna autoridad que los orientara sobre qué hacer en caso de otro fuerte incendio.

Mediante una reunión con autoridades municipales y de la USEBEQ, padres de familia hicieron sentir su malestar debido a la falta de atención en el momento del incendio registrado el pasado martes 26 de enero.

Los ciudadanos solicitaron la intervención de autoridades, ya no como petición sino como una exigencia, debido a que nadie les informó de lo que estaba ocurriendo y los riesgo que corrían los niños al regresar a clases.

Asimismo, indicaron que en lo que va de la semana ni Protección Civil ni la USEBEQ les informaron de las medidas que se tienen que seguir.

De igual manera, manifestaron que están buscando la reubicación de plantel educativo a un lugar que sea más seguro para los alumnos.