QUERÉTARO, Qro., 22 de febrero de 2015.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que existen subejercicios significativos y recurrentes en algunos programas y fondos en los estados. Uno de ellos es el programa Escuelas de Tiempo Completo (ETC), el cual tuvo en 2013 un subejercicio de 65.6% del importe asignado; es decir, que más de la mitad del dinero transferido a los estados no fue ejercido de manera correcta al programa educativo, publica Excélsior.

En 2013, la SEP dispuso de un presupuesto superior a los 6 mil 103 millones de pesos para abrir más de ocho mil planteles de ese tipo y continuar el esquema en las ya existentes, de los cuales hubo una reducción a cinco mil 490 millones, los cuales fueron transferidos a los estados.

El Informe de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2013 reportó que la dirección de la SEP encargada del programa “no proporcionó los informes trimestrales de avances físicos financieros de las acciones del programa de las 31 entidades”, además de que en 22 estados hizo falta la entrega de al menos un informe trimestral.

Entre las irregularidades financieras, la ASF detectó que Colima, Chiapas, Durango, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Tlaxcala y Veracruz no entregaron los informes de cuatro trimestres de 2013, por lo que la SEP fue incapaz de documentar los avances de Escuelas de Tiempo Completo en esos estados.

La información completa en Excélsior